lunes, 18 de febrero de 2008

Hurgando las heridas

Me declaro el hijo perdido de Edipo
mis órbitas son los testigos
del cordón umbilical que hemos roto

Mis falanges desencarnadas de intentos
desempolvan las costras
abandonadas en la cueva del alma

Nuestras lenguas ávidas buscan
lamer las cicatrices
que atesoramos en el saco de las lamentaciones

Cupido negro se me ha revelado como demonio
semen desciende por su muslo
sus risa sin piel me enloquece
se me clava en las sienes

Sucumbimos ante el ojo verde sin párpado
hundo mis colmillos en tus poluciones nocturnas
mi débil carne tiembla entre tus penumbras
te mutilo

En los dedos siento supurar tu deseo
mi saliva envenenada corroe la esperanza
de que algún día
nos encontremos detrás del espejo

Mi cabeza da vueltas pensando en dar muerte
a esta criatura que se mete entre las vísceras
exterminar esto quisiera, desde la misma placenta

Ángeles depravados
soberbios miramos al mundo
veneramos ídolos paganos
profetas de carne
nuestra religión

Revolcándonos en las piedras, en el fango
se desolla nuestra piel en capas
develando nuestro verdadero color
cae la máscara

Camino descalzo aún
exploro mis adentros sin encontrar salida
ciego estoy para la belleza
ciego estoy para ti

El reflejo me ha tomado por sorpresa
¿a dónde te has ido?
me da miedo el exterminio que trepa por mi pierna

Siento el ciempiés de la muerte depredarme
tiene prisa de envenenar mi corazón
¿estás aquí? caigo... quiero que me veas morir
se rompe el espejo

Arranco las suturas de mis parpados
en fragmentos veo mis deformes reflexiones
no existes, mi otro se mofa
su carcajada idiota se escucha afuera

6 comentarios:

ofelia dijo...

¿Qué sería de la vida sin el deseo?
El erotismo de un relato hace que mantengamos los ojos abiertos a la oportunidad de amar.

Saludos.
Buen inicio de semana para las dos.
=)

M dijo...

Crear y amar y dolerse hasta la sangre, todo es parte de la pasión por existir y más si se existe con otro que viva en la misma intensidad..
Encontrar en la poesía de otro trozos y trazos de nuestra propia vida es cuando menos mágico. Gracias!

HOMERO dijo...

Poema intenso/Nuestras lenguas ávidas buscan lamer las cicatrices.../Oscuro/Mi cabeza da vueltas pensando en dar muerte.../Cienegoso/Arranco las suturas de mis parpados en fragmentos veo mis deformes reflexiones.../Reflexivo/Camino descalzo aún exploro mis adentros sin encontrar salida...El reflejo me ha tomado por sorpresa ¿a dónde te has ido?.../ Todo está allí en la guerra de las cosas. Un abrazo. H.

carla'sdreams dijo...

La passion y el deseo es lo que dia a dia alimenta nuestra imaginacion , en este poema describes perfectamente la verdadera pasion ardiente de deseo . te felicito nena super erotico y misterioso un besito .

Dacrux dijo...

hahahaha su propaganda me convencio hahahaha aunque muy poetico para mis gusto lo suficientemente livinidoso como para atraerme hahahaha

hechi dijo...

Sois muy buenas, no es fácil escribir sobre estos temas, y hacerlo así de sensual, de elegante, aún siendo fuertes los temas