viernes, 8 de febrero de 2008

eXquisito

I

En la luna columpiando una estrella
solía pensar en el por qué de mi existencia sin ti…
cuando en vidas pasadas he dormido cobijada en tu pecho

II

Explórate, desnúdate de mi
invéntame cómplice de tus deseos y paladea
los placeres de la carne

III

Oigo tus pasos en el cielo
siento tus manos en mis senos
exhalo y renazco entre tus brazos
inhalo y bebo de tus labios

IV

A una loba le pregunto ¿Qué es el miedo?
fuego danza en sus pupilas
la noche aúlla
el miedo… eres tú

V

Tu cuerpo latente
insaciable como animal hambriento, cautivo
abre sus fauces
se abre deseando devorarme

VI

Apretaré nudos
levantaré cadenas
suspenderé deseos
hasta que deje de correr la sangre

VII

Te lo suplico salva mi alma
sálvala del martirio de no tenerte
de sentirte sin tacto...te lo ruego
se tú la que me haga perla

VIII

El último gemido de una ninfa es tragado en el horizonte
un pandero yace agónico en un mar desolado
hoy no tengo ganas ni siquiera de olfatearte
te guardaré bajo mi almohada

IX

Pondré mi pudor en la tetera
mi vergüenza al mejor postor
estoy lista para deshacerme en tus besos
esperaré a que tú vengas

1 comentario:

HOMERO dijo...

La grata espera del placer que aguarda bajo las pieles. Saludos. H.